La afectividad en los tiempos Postmodernos

CAMARA 573Si la riqueza más grande de hoy es la ‘movida’, a decir de Jesús Martín Barbero, aquella versatilidad que empuja a hombres y mujeres a mostrarse competitivos y prestos a cambiar constantemente: de domicilio, de estilo de vida, de trabajo, etc, nos encontramos en una gran encrucijada a la hora de hablar de la afectividad que ha sufrido tantas transformaciones en las últimas décadas, pues como dice Appadurai “El cosmopolitismo y lo nuevo (ya sea en relación con las noticias, la política, la vida doméstica o el mundo del entretenimiento y del espectáculo), los medios electrónicos tienden a cuestionar, subvertir o transformar las formas expresivas vigentes o dominantes en cada contexto particular.” (“La Modernidad Desbordada”pp. 19. Ed, Trilce).
Este es el cuadro social que revela la postmodernidad, que entraña propuestas modernas que no están del todo acabadas según Habermas.
Para analizar las características de la afectividad del hombre postmoderno es necesario revisar el proceso de la Modernidad y su paso a la época actual.
La modernidad significó en la historia del hombre y del pensamiento humano, una de las edades más fructíferas y creativas que el ser humano haya presenciado. Tras una promesa de felicidad que pensó conquistar para él en base al desarrollo de la técnica y la ciencia, trajo progreso y riquezas; sin embargo, a pesar de sus cosas buenas, el precio a pagar fueron guerras mundiales, marcada pobreza afroamericana, exclusión social, reparto del mundo por parte de los bloques financieros, entre otros rasgos.
Si analizamos la modernidad y postmodernidad desde lo esencialmente humano, que se hace pertinente ya que el tema es la afectividad, concluiremos en que la modernidad partió por analizar al hombre, la naturaleza y la sociedad considerando a la razón como instrumento crítico. La filosofía se convirtió en la actitud mediante la cual fue posible descubrir la forma fundamental de todos los fenómenos naturales y espirituales”(Zeitlin, 1982), teniendo como fundamento los principios científicos de las ciencias naturales newtonianas.
Por tanto la modernidad exalta la razón humana y la idea de sujeto. Se llega a la secularización de la ciencia y a la inspiración de la revolución francesa bajo el ideal de libertad, igualdad, fraternidad, sin duda uno de sus mejores logros.
Con la modernidad nace la instauración del liberalismo, la ciencia y la tecnología, se sientan las bases para lo que va a ser el mundo en los tiempos por venir y así termina con el oscurantismo y la filosofía libresca de la Edad Media.
Sin embargo, algo descuida la modernidad. Si bien encumbra al hombre en las cimas con la exaltación de la razón, ésta misma termina asesinándolo en su carrera por el desarrollo acompañada por su desenfrenada idea de progreso. Hoy se proclama la muerte del hombre (Foucault, 1979), Nietzsche ya lo hizo con Dios. La razón moderna proclama la muerte de hombre y da paso al “mundo objetal” (Perdomo 1991).
La crisis del pensamiento moderno deja entrever la crítica con el nacimiento del pensamiento postmoderno.
El postmodernismo “designa el estado de la cultura después de las transformaciones que han afectado a las reglas de los juegos de la ciencia, de la literatura y de las artes a partir del fin del siglo XX”, según afirma Lyotard.
El mundo postmoderno está inmerso en filosofías como el hedonismo, individualismo, utilitarismo y pragmatismo. Se inaugura un pensamiento vacío. Se rechaza “una razón”, pero para algunos postmodernos se fundan muchas “racionalidades”. Así la sociedad postmoderna es pluralista. “Vivimos sumergidos en un pluralismo heteromorfo y las reglas no pueden por lo menos que ser heterogéneas”, dice Lyotard. De esta manera la sociedad fragmentada rompe con el universo simbólico de la modernidad.
Y así es como el proyecto postmoderno está configurado por una visión fragmentada de la realidad, hedonismo, antropocentrismo relativizador, atomismo social y renuncia al compromiso a todos los niveles familiar, religioso, político e ideológico. Todo esto como resultado de la derrota de la modernidad en base a su racionalismo iluminista, científico positivista.
Se podría afirmar que en la Modernidad y muy a pesar de ella, se gesta el individualismo que hoy caracteriza al mundo postmoderno; pues si bien era plausible la idea de alcanzar la libertad para despabilarse de todas las etiquetas sociales, económicas, etc. que encerraba al hombre y así por fin encontrarse así mismo y poder verse tan igual a los otros y como si esto fuera poco, finalmente reconsiderar la idea de singularidad individual, viendo que se es único y por tanto al mismo tiempo diferente a los demás, aquella idea de libertad se convirtió en liberalismo sin límites ni compromisos y aquella idea de individualidad en individualismo que lo condujo en la época postmoderna a los abismos de una soledad vacía e insoportable para la que no está preparado y por tanto condenado a vivir en un mundo ansioso por la seguridad del futuro y sin poder disfrutar de todo lo que tiene por la inseguridad que agobia su presente.
Pero a todo esto ¿cuándo nace la necesidad de rescatar la individualidad?
En el Renacimiento surge el deseo de resaltar la individualidad, “el desprendimiento interno y externo por parte del individuo particular de las formas comunitarias de la Edad Media” (George Simmel/pp.271)
Surge el individualismo de la distinción, según Simmel; no obstante, en el siglo XVIII nace otro concepto de individualidad cuya máxima motivación ya no era la distinción sino la libertad, con esto mismo se sientan las bases para lo que sería la revolución francesa que elevó la libertad personal hasta lo absoluto, mas en base a una igualdad natural que demostraba que todos los seres humanos eran iguales en esencia. “En cada persona individual vive, en tanto que su rasgo más esencial, aquél hombre genérico, así como cada trozo de materia, por muy específicamente configurado que esté, reproduce en su esencia la continua ley de la materia”. (pp.273 El individuo y la libertad).
Lo que quiere decir que debería aspirar a liberarse de todo tipo de ataduras externas, llámese posición social, etc, con tal de conquistar su propia libertad y si hay algo de singular en cada individualidad reside en la superficie, según Rousseau.
Sin embargo, no se pudo. La libertad alcanzada en lugar de desembocar en verse igual frente al otro, otorgó cierta fuerza sobre los débiles que terminó desatándose nuevamente en desigualdad.
Nuevamente se busca la desigualdad, pero si antes era para distinguirse por encima del otro, ahora esa libertad que al mismo tiempo servía de camino para llegar al reconocimiento que se es igual al otro, condujo al reconocimiento de cierta particularidad que colocaba a cada individuo en un ser único e intransferible.
Schleiermacher resume bien esto en que “la tarea moral es precisamente ésta, que cada uno represente la humanidad de una forma peculiar. No sólo la igualdad entre los hombres es una exigencia moral, sino también su diferencia”.
De esta manera el romanticismo resaltó el sentimiento y el derecho a la singularidad.
Hoy pervive el razonable planteamiento de Schleiermacher, pero esa búsqueda de la singularidad individual ha desatado un desmedido egoísmo.
El pensamiento postmoderno ofrece al hombre de hoy la posibilidad de disfrutar el presente, de ganar la salvación a partir de los objetos, de romper el control colectivo del hombre sobre el medio e instaurar el autocontrol individual, estamos a las puertas de una “segunda revolución individualista” a decir de Lipovetsky.
Dentro de estos parámetros se construyen las aspiraciones afectivas y por tanto los nuevos imaginarios de familia y matrimonio.

El amor comercial
Detrás de toda esta complejidad se encuentran los conceptos vigentes del amor, anclados en una clara exaltación del amor erótico, producto favorito de los medios de comunicación sobre las bases del individualismo.
Dicha exaltación del amor erótico tiene sus orígenes durante la edad moderna cuando los jóvenes por fin tienen opción a buscar pareja por su propia cuenta, se trata entonces de la reivindicación del ‘yo’ (incluso los artistas comienzan a firmar sus obras) y las familias ya no más convendrán los matrimonios de sus hijos.
Desde luego esto que empezó como un bien a favor de la libertad de elección trágicamente ambientado en Verona, aunque anticipadamente en plena edad media, con el sacrificio de los amantes Romeo y Julieta, nunca nadie supo que lentamente en el tiempo desencadenaría una grave exaltación del amor de pareja hasta llegar a nuestro siglo en que los medios, la moda y otras vertientes remarcan la necesidad de estar con alguien y más aún la facilidad con que se puede terminar una relación para empezar otra. Así lo dictan modelos como Hollywood.
Hoy se ha instituido el término ‘pareja’ para designar las relaciones afectivas entre un hombre una mujer. “Como uso de lenguaje ordinario indica, sobre todo un mayor énfasis en la intimidad y la subjetividad, con menos preocupación por lo institucional y lo normativo, aspectos muy presentes en los conceptos matrimonio y familia” (Mario Margulis:125).
Quizá el problema no sea que la institución del matrimonio esté atravesando por una crisis; después de todo, la verdadera unión conyugal no se da sino en la práctica, es decir, en una vida cotidiana llevada en convivencia. Es un hecho tan normal y natural que no requiso nunca de protocolos. Si intervino la Iglesia fue por principios religiosos para que los que tengan vocación religiosa se acojan y si intervino el Estado fue por una necesidad reglamentaria y de orden.
Lo preocupante es la crisis por la que atraviesa la familia provocada por un desconcierto al interior del hombre postmoderno, una división, que lo empuja a no adquirir compromisos y si los adquiere a no ser consecuente y perseverante con ellos.
Se imponen nuevos modelos de familia, que quizá siempre existieron, pero es hoy que se hacen más evidentes. A caso la familia será difícil de destruir pero sí muy fácil de transformar.

Las aspiraciones del hombre sin compromisos
Aquella movilidad a la que induce la sociedad contemporánea para estar competentes en las diversas áreas de nuestras vidas, tales como el campo laboral, artístico, estético y también familiar, propone el modelo del ‘hombre light’, individuo liviano profundamente flexible y sin complicaciones. Un cliente de las ‘fast food’ y (aunque resulte paradójico) de los productos con bajas calorías, de preferencia muy delgado, que no tenga hijos, si los tiene que sean pocos, pero que sobre todo ello primen sus aspiraciones profesionales.

Así es como bajo esta consigna miles de individuos se disponen a acomodar tímidamente sus aspiraciones existenciales, cuidando de no perjudicar las órdenes tácitas que dicta el sistema.
El tiempo pasa, todo tiene fecha de vencimiento, todo es periódico, rápido, breve, cíclico, todo es provisorio. Los hombres tienen que acostumbrarse a esa prisa por ganarle al tiempo, porque ‘el tiempo es dinero’.
En consecuencia lo provisorio invade su esfera privada, sus afectos y su relación con el otro, lo que los empuja a ‘objetivar’ su yo y mirarlo como un fin utilitario. Por tanto provisorias son sus amistades y provisorios sus amores.
Que todo lo que se realice sea eterno en cuanto dure, mas si termina que no deje huella. Esta forma de tratar el tiempo no da lugar a detenerse en las nostalgias del pasado.
Cada vez son más las parejas de recién casados que fracasan en el intento de vivir juntos, otras que deciden no tener hijos, otras que se unen a un segundo compromiso con hijos del primero con lo que se crea complejidad en el parentesco, otros que deciden ser padres solteros, etc. Sin contar con los conflictos al interior de las familias aparentemente bien constituidas.
Todas esas circunstancias complejas dan lugar a nuevos modelos de familia que muchas veces no son más que reconstrucciones de algo difícil de reparar.
Dados los hechos, en la medida en que el sistema social imponga sus propios patrones como prioridades para los individuos, la gente tiene que redefinir las verdades, aceptarlas a medias, ignorarlas o negarlas en el peor de los casos. Asumir como bueno y permisible todo, quedando todo mundo en el reino de las verdades relativas, es decir, tal como líneas arriba afirma Lyotard, la sociedad postmoderna es pluralista. “Vivimos sumergidos en un pluralismo heteromorfo y las reglas no pueden por lo menos que ser heterogéneas”.

La Soledad
La edad moderna aplaudió la libertad como preludio para alcanzar el conocimiento propio con relación al mundo y los otros.
Hoy sería necesario reconocer la vigencia de esa propuesta. Más aún, el mejor camino para llegar a esa libertad es la soledad, según propone el filósofo Ignace Lepp. “(…)Y sin embargo la soledad no es algo permanentemente negativo. Es indispensable a quien quiera salir de la trivialidad cotidiana” (pp 11). La soledad ha revelado al hombre su Yo, pero le enseña además, en la experiencia decepcionante del narcisismo, que el Yo ni tiene vida ni crecimiento si permanece solo.(Lepp: 15).
Es decir, vivir la soledad pero no como un statu quo egoísta, que no sufre mortificaciones; sino por el contrario una soledad quizá hasta mortificante pero cuyo fin último es el encuentro con una sociedad que necesita de nuestra participación, de nuestra singularidad individual, totalmente intransferible.
En estos tiempos se huye de la soledad como punto de encuentro con uno mismo, pero se la busca como caparazón donde evadir las responsabilidades y los compromisos con los otros.
Hoy el concepto de amor dista mucho de significar compromiso o abnegación. Más bien se lo tiene como sinónimo de placer y confort. “Al parecer muchos jovencitos y jovencitas que se casan ignoran que podrían ser, el uno para el otro, algo más que instrumentos en el interior de la propia soledad” afirma Lepp. Se casan sin saber que el otro es algo más que un instrumento para calmar su propia soledad, que es un ser tan único como él y que será feliz con el mutuo encuentro pero de ninguna manera con la subordinación.
Precisamente ahora es que se necesita entender esto, cuando surgen nuevas formas de conflictividad, debido a que los roles de la pareja cambiaron. La mujer no sólo se hace cargo de los hijos sino que sale a trabajar. Y aún con la conformidad de este nuevo modelo de pareja más uniforme, todavía los jóvenes tienen incorporados los roles tradicionales y es cuando se producen los roces.
Es necesario rescatar al hombre del individualismo, devolverlo a la búsqueda de su libertad, de reconocer que somos iguales en dignidad hombres y mujeres, en dignidad pero únicos y diferentes al mismo tiempo.

BIBLIOGRAFÍA
– La Comunicación de las existencias
Ignace Lepp/Ed. Carlos Lohlé/Buenos Aires/1964
– Juventud, Cultura, Sexualidad
Mario Margulis/Ed. Biblos/Buenos Aires/2003
– El individuo y la libertad
George Simmel/Ed. Península

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , | Deja un comentario

¿Cómo se lee? Análisis del contrato de lectura en el diario ‘El Trome’

TROMELos procesos de recepción y producción parecen no ser de la misma naturaleza, sostiene Eliseo Verón; y la Semiótica poco se ha interesado en el estudio de la lectura de los textos y los sociólogos en los lectores más no se han ocupado del funcionamiento social de los textos y menos aún por el proceso de lectura.
El proceso de lectura es la relación entre textos y lectores, cosa que siempre se ha abordado por separado.
En este análisis se presenta como base el análisis del contrato de lectura propuesto por Eliseo Verón, para poder ver el contrato entre los lectores del diario popular El Trome y sus lectores peruanos.
El diario tiene seis años de circulación y se ha convertido en ese lapso en uno de los más leídos en el país, después del diario El Comercio, el diario serio más prestigioso de Perú. Hay que tener en cuenta también que ambos pertenecen a la misma casa editora aunque orientados a distintos públicos.
Este análisis tiene como objetivo revelar el perfil de los lectores y la enunciación del diario, el mismo que ofrece al lector lo que éste en gran medida solicita y acepta.
Para notar sus características estables se ha comparado el diario El Trome con el diario Ojo uno de los primeros diarios amarillos en Perú, que en los últimos ocho años ha procurado la evolución de su contrato de lectura, ofreciéndose más sobrio y serio.
El contrato de lectura se da en la relación existente entre el discurso del soporte y los lectores, de la siguiente manera:
———–‘El discurso del soporte _ (la lectura) _ lectores ‘———————-

Caso: Periódico sensacionalista el Trome
Los medios de Comunicación proponen el contrato de lectura, en este caso se verá el propuesto por la prensa amarilla en el diario el Trome.
Verón sostiene que el éxito del soporte de prensa escrita se mide por lo siguiente:
a).- Que proponga un contrato de lectura que se articule a las expectativas, motivaciones, intereses y a los contenidos del imaginario de lo decible visual.

b).- Procurar la evolución de su contrato de lectura de tal forma que procure la evolución sociocultural de los lectores. Preserve el nexo.

c).- Si hay que hacer una modificación en el contrato de lectura porque la situación lo exige, que lo haga coherentemente.

La cuestión es por cuáles mecanismos y en qué nivel de funcionamiento del discurso de un soporte de prensa se construye el contrato de lectura.

La respuesta la da La Teoría de la EnunciaciónSe trata de distinguir, en el funcionamiento de cualquier discurso, dos niveles:
El enunciado : Lo que se dice
La enunciación: Las modalidades del decir
Por el funcionamiento de la enunciación se puede tener conocimiento, según la construcción de una imagen, de aquél que habla y de aquél a quien se habla. Lo que se constituye en nexo.
Un contenido (enunciado) puede ser tomado por diferentes estructuras enunciativas, tal como ocurre con las transposiciones.
En el caso del soporte de prensa, el diario el Trome, el contenido es tomado por una o múltiples estructuras enunciativas y el conjunto de todas constituye el contrato de lectura que el soporte propone a su lector.
Para abordar la investigación del estudio de los soportes no será adecuado aplicar el método del análisis de contenido, sostiene Verón, debido a que éste suele destacar aspectos comunes entre un soporte de prensa, como en este caso el diario El Trome y otro de la competencia, como por ejemplo el diario Ojo. El análisis de contenido sólo aborda la descripción del soporte, mientras que el análisis del contrato de lectura propone todos los aspectos de la construcción del soporte de prensa y así poder concluir porqué un soporte tan parecido a otro, es más o menos leído por su mismo público objetivo.
Ese análisis permite distinguir y enaltecer la relación existente entre enunciado y enunciación. Por ejemplo en los siguientes titular:
“Alan García declaró que habrá alza de pasajes”
“Alan García admitió que habrá alza de pasajes”.
El enunciado, llamémoslo tácito o connotativo es el mismo: Alan García dijo algo; no obstante, las estructuras enunciativas son evidentemente distintas.
Para conseguir un análisis de soporte bien hecho se necesitan tres requisitos:
a).- Propiedades recurrentes, es decir, “invariantes” rasgos permanentes en el soporte durante un periodo relativamente largo.
b).- Comparación entre soportes con el fin de determinar la especificidad de cada uno.
c):- La Sistematicidad de las propiedades exhibidas de cada soporte.
La descripción, en base a la regularidad de ciertos rasgos del soporte y a la diferenciación con el otro soporte, debe permitir determinar la configuración de conjunto de estas propiedades con el fin de delimitar el contrato de lectura y de identificar sus puntos fuertes y débiles, sus zonas de ambigüedad y sus incoherencias eventuales.

Diario el Trome
a).- Regularidad de sus propiedades.-
Según un reporte de la Sociedad Interamericana de Prensa, el diario el Trome es el más leído a nivel nacional, aún más que el diario El Comercio.
El Trome es uno de los periódicos tabloides amarillistas que existen en el Perú.
La Prensa Amarilla tiene especial presencia en nuestro contexto social, cuya razón puede ser explicada por el contrato de lectura pendiente.
A continuación se va a describir la regularidad de las propiedades del diario el Trome:
El diario cubre información policial, de espectáculos y deportes. Al primer tema dedica 9 páginas, a deportes 6 y a farándula 7.
En cuanto a la relación de texto e imagen tenemos que en la carátula la foto principal siempre aparece sin recuadro y a colores, esta imagen que generalmente es la de un personaje famoso es ‘tomada’, es decir, perennizada en algún momento desconocido del mismo, por lo que resulta abstracta y expresa la interpretación que el enunciador quiere dar.
La mayoría de las páginas interiores están en blanco y negro y las fotografías tienen los bordes y recuadros a color. Abundan fotografías pequeñas dentro de marcos circulares. Asimismo, algunas pequeñas fotos están sin recuadro, a colores y colocadas dentro del cuerpo de texto. La página central es dedicada a Deportes, tiene fotografías grandes y a colores.
En cuanto a la clasificación del material redactado tenemos que el diario se divide en las siguientes secciones:
La sección ACTUALIDAD que consta de 5 páginas dedicadas a temas policiales; la sección POLÍTICA a la que dedica 1 página; la sección ESPECIAL que también es un tema policial, de una página. La sección PERÚ una página de artículos informativos de temas policiales ocurridos en el interior del país o fuera de la capital. La sección MUNDO también una página de artículos policiales acontecidos alrededor del mundo. DEPORTES, sección con seis páginas dedicadas exclusivamente al fútbol. La sección FIESTA, seis páginas, una para la cartelera de cine y programación de televisión local y cinco páginas dedicadas a noticias de la farándula nacional La sección ESCOLAR es dedicada a temas educativos y MUJER a artículos de ginecología y maternidad.
Luego también, una página de crucigramas llamado ‘crucitrome’ y la tapa dedicada a ‘Las malcriadas’ fotos de modelos semidesnudas.
El titular de la carátula es en letras grandes y rojas y el estilo es básicamente informal y directo: “CANAL DE CARMONA FRIEGA A GISE” junto a la foto de una Gisela Valcárcel compungida con traje de noche, clara está que la foto no es de pose sino sacada de otro contexto y compaginada con el titular. En la parte inferior están los subtítulos que detallan el titular.
De bajo del titular se tiene dos titulares pequeños de menor importancia: “QUEMAN DOS PORTATROPAS Y PATRULLERO y en la esquina derecha ‘LA MATÉ PORQUE ME TRAICIONÓ’.
Los artículos son únicamente notas informativas, el diario carece de reportajes, crónicas y las notas más importantes constan de titular y bajada:
– Titular: SEPARAN JUEZA QUE LIBERÓ EXTORSIONADORAS
Bajada: Le abren investigación disciplinaria por soltar a detenidas porque eran ‘de buena familia’
– Titular: FUMÓN ROMPE LUNA Y SE TIRA DE TERCER PISO
– Bajada: Quiso fugar de centro de rehabilitación para fumar drogas. Resultó con cortes en cara y brazos
Las notas informativas menos importantes sólo tienen un titular breve:
– ‘Marcas’ mataron alemán
– ‘Loco botella’ robaba en La Parada
Los titulares más allá de ser oraciones completas, tienen el estilo de los telegramas, ciertamente, ésta es la modalidad de los titulares en la mayoría de los diarios en el Perú, no obstante el titular de los diarios populares se caracteriza por su informalidad.
El texto es sencillo y claro, carente de jergas, si algo hace popular a El Trome son las noticias que aborda, en gran medida ninguno importante ya que los temas políticos o sociales son dejados de lado o superficialmente abordados.
Por tratarse de informaciones policiales las fotografías son de tamaño carné, la de los implicados y muy pocas son de pose, la fotografía de pose más importante es la de “Las Malcriadas” modelos que posan en ropa de baño; la toma es de cuerpo completo en la tapa del periódico.
Con la descripción anterior se puede determinar la regularidad de las propiedades descriptas. El diario El Trome tiene seis años de circulación, y no ha habido cambios en el soporte y siempre se ha distinguido por ser el más moderado entre la prensa amarilla junto al diario Ojo más antiguo que a lo largo de los años a dejado de ser tan amarillista como empezó.

b.-Diferenciación por la comparación con otro soporte.-
http://www.ojo.com.pe
El diario Ojo es uno de los de más antigua circulación entre los diarios populares, no obstante, se caracteriza por ser, junto al diario Trome, uno de los diarios amarillos más moderados. Consta de veintitrés páginas, las tres primeras son dedicadas a Política y luego vienen cuatro páginas de ‘Metro Lima’ que son notas policiales e ‘Internacional’, que es una página con información de corte policial junto a ‘Loco mundo’ una página dedicada a pequeñas notas informativas sobre hechos curiosos y extraños que ocurren a nivel mundial.
La sección ‘Familia’ consta de dos páginas con notas informativas sobre geriatría, alimentación y salud. Luego viene la sección ‘la Central’ el reportaje de la noticia de portada, considerada la noticia del día, la más importante y que generalmente es un tema de farándula. La sección ‘Casos del corazón’ consta de la carta de un lector al medio en el que relata su historia de amor o desventura y también pequeños consejos para diversas circunstancias afectivas; el horóscopo y pequeños anuncios de gente que quiere conocer gente para entablar relaciones amorosas.
La sección ‘Ojo Show’ a la que dedica cuatro páginas de notas de farándula y una página dedicada a la cartelera de cine y programación de televisión local. Finalmente la sección ‘Deportes’ que consta de tres páginas y la sección ‘Pupiletras’ que son juegos de palabras y letras y en la tapa ‘Ojograma’.

Ahora bien, luego del reconocimiento de la descripción de sus propiedades regulares se pasará a hacer una comparación entre los soportes de ambos medios:
El diario el Trome se dedica a informar exclusivamente sobre tres temas:
Policial, al que dedica 9 páginas
Farándula al que dedica 7 páginas y
Deportes con 6 páginas.
Mientras que el diario El Ojo cubre cuatro tipos de información:
Política 3 páginas
Policial 5 páginas
Farándula 6 páginas y
Deportes 3 páginas.
En este caso se podría notar que el diario el Trome es un diario de noticias policiales mientras que Ojo cubre más notas de espectáculos, no obstante cuenta con tres páginas dedicadas a información sobre Política, cosa que el diario el Trome obvia.
Asimismo, el diario el Trome dedica una página a temas escolares relacionados con Historía, Geografía, etc para lectores menores y una página a temas relacionados con la salud y alimentación.
El diario Ojo por su parte dedica una página a breves notas informativas sobre noticias extrañas de no mayor trascendencia como descubrimientos arqueológicos, nacimientos de niños con malformación congénita o avistamiento de OVNIs.
Incluye también dos páginas a temas de salud y alimentación y una página especial sobre temas afectivos, en la que la nota principal es la historia de amor narrada por un lector a la que responde el diario.
Ambos medios dedican un espacio al tema de salud, pero sólo el Trome tiene una página a temas escolares; mientras que el diario Ojo incluye notas breves de temas extraños y una página dedicada a temas afectivos.
El diario el Trome dedica sólo una página al entretenimiento con juegos de palabras que es el ‘Crucitrome”, mientras que el diario Ojo dedica una página a Ojograma, que está en la tapa y otra página a otros tipos de juegos con palabras.
Asimismo, el diario el Trome en la tapa tiene a ‘las malcriadas’ la fotografía de pose de modelos en ropa de baño, al respecto se debe observar que el diario Ojo no incluye imágenes de mujeres, por lo menos no desligadas de las noticias como sí lo hace El Trome con la página de tapa ‘Las malcriadas’.

c.-La sistematicidad de las propiedades exhibidas de cada soporte.-

En la carátula del diario Ojo predomina el color verde y el nombre del diario está en la parte superior izquierda dentro de un óvalo de fondo también verde. El diario el Trome tiene el nombre dentro de un fondo de color rojo oscuro.
El diario Ojo tiene en la parte superior derecha dos fotografías a colores en recuadro y los titulares de dos noticias secundarias como: “Fuimos a hostal a estudiar matemáticas” y “U empató en Chiclayo con escándalo”.
En la parte central entre las fotos sin recuadro de los protagonistas está el titular más importante en letras mayúsculas y en color negro:
Volada: Baruch cuadra a Beto por decir que programa de “señito” es bamba. Titular: BRONCA POR GISELA. Tenemos la foto de la popular animadora de televisión al lado izquierdo sonriente y con un vestido rosado y en el costado derecho el animador y periodista Beto Ortiz serio y con los brazos cruzados. Ambas fotos son tomadas en otro momento, no son de pose sino más bien contextualizadas de acuerdo a lo que dice en esta ocasión el titular principal y las correspondientes bajadas en letras pequeñas mucho más extensas y junto a la fotografía a colores de otro personaje implicado dentro de un recuadro. Ivcher ratifica “especial estima” a conductora de “Bailando por un sueño” y considera que “nunca ha habido motivos fundados para dudar de su honradez y trayectoria”.
Más abajo hay otra bajada más junto a la foto de otro implicado en un recuadro mucho más pequeño que el primero: Rubia denuncia que desde “Enemigos Íntimos” “hubo ganas de hacerme daño” y algunos creen que Carmona lo hizo para vengarse de su aún esposa. En letras pequeñas en la parte inferior derecha dice: ver la central.
Asimismo, en un recuadro en la parte inferior tenemos otro titular: HOY INTERPELAN A MINISTRA POR ACCIDENTES arriba una volada en letras pequeñas: Verónica Zavala responderá 47 preguntas y oposición adelanta que pedirá su censura.

Para el diario el trome el titular del mismo día es también sobre el escándalo de la conductora Gisela Valcárcel y lo presenta de la manera siguiente:
La foto sin recuadro en el lado izquierdo de la portada de la animadora Gisela Valcárcel, también es una foto de archivo con vestido de noche color lila, escote, cabello recogido con la mirada fija que da la sensación de estar mirando el titular que en letras mayúsculas de color rojo dice:
CANAL DE CARMONA FRIEGA A GISE, debajo del mismo en letras pequeñas y de color negro, una larga bajada con detalles:
*Beto afirma que grabaron un día antes baile que ganó Adriana Zubiate y engañaron a televidentes que llamaban para votar por Karina* Señito dice que programa ‘Enemigos Íntimos’ mintió con maldad y le han dicho que Carmona está detrás de denuncia* Ribia llamó a Baruch y Frecuencia Latina se limpia las manos en comunicado.* Páginas 22 y 23.
En la parte central izquierda junto al titular dentro de dos óvalos pequeños las fotos de Ivcher y Betor Ortiz.
En la parte inferior dos fotografías en recuadro y a color referentes a dos noticias distintas, junto a sus respectivos titulares: En letras rojas uno: QUEMAN DOS PORTATROPAS Y PATRULLERO y en letras amarillas ‘LA MATÈ PORQUE ME TRAICIONÓ’.
En la parte superior derecha junto al nombre del diario tenemos en recuadro que anuncia La super llamada ganadora en letras de logotipo junto a un hoy te regala $ 500. En letras muy pequeñas el anuncio: Inscribe tu número de la suerte todos los días al 7100260 y luego el anuncio del número ganador. Al costado de éste dentro de un recuadro azul: Trome y la Curacao Te regalan los mejores electrodomésticos.
En el caso del diario Ojo no hay ningún anuncio de este tipo, sino en la parte extrema superior, incluso encima del nombre del diario, se lee: Mañana no te pierdas… ofertazo y al pie: El mejor suplemento de ofertas.
Si comparamos los titulares tenemos que el titular de Ojo:
BRONCA POR GISELA
En letras mayúsculas negras, resulta coloquial pero menos agresivo que el titular de el Trome que en letras rojas mayúsculas dice:
CANAL DE CARMONA FRIEGA A GISE
Asimismo tenemos que la bajada o texto que explica el titular, en el caso del diario el Trome presenta más detalles que las bajadas del diario Ojo quien solo pone declaraciones de los implicados.
Por otro lado el diario el Trome encima del titular presenta un evidente nexo entre el medio y sus lectores: ‘La llamada Ganadora’, que anuncia un código que si coincide con el de alguno de los lectores se hace acreedor de una suma de dinero.
En el caso del diario Ojo encontramos dos nexos directos entre los lectores y el medio, en primer lugar el anuncio: “Mañana no te pierdas… ofertazo”, un suplemento de importantes ofertas en diversos productos y en segundo lugar, la página ‘Casos del corazón’ en el que el medio tiene como nota principal el relato de amor de uno entre miles de lectores, al que luego da una breve respuesta. Asimismo, incluye tres o cuatro anuncios de los que solicitan conocer gente para relaciones amorosas. Esta página es exclusivamente de interacción entre el medio y el receptor.
Con respecto a la tapa o última página Ojo tiene la sección “Ojo grama” con márgenes verdes, el que trata sobre temas relacionados con los animales y la naturaleza; mientras que el diario el Trome tiene la sección “las malcriadas”, elemento característico en los diarios de prensa amarilla.
El diario Ojo con treinta años de circulación ha cambiado considerablemente el tratamiento de sus contenidos, pues es uno de los diarios populares más antiguos del país que en sus inicios presentaba en sus carátulas fotos de mujeres semidesnudas y titulares más escandalosos.
Por otro lado, el crucitrome está en la parte interior, propuesto como una falsa tapa, en la página izquierda, mientras que al lado derecho está la sección de pupiletras, horóscopo y un pequeño texto sobre temas afectivos.
En cuanto a las fotografías el diario el Trome tiene más páginas de farándula y salvo la nota principal, las demás notas informativas son acompañadas por fotos en blanco y negro.

Delimitación del Contrato de lectura.-
Según la empresa Kantar Media Research (KMR), Trome encabeza el ranking de lectoría, con un millón 103,5 mil lectores, seguido por el diario El Comercio (594,7 mil), Ojo (432,1 mil), Ajá (361 mil), Perú 21 (290,7 mil), El Popular (265,5 mil), El Bocón (256,5 mil), Correo (227,3 mil), Líbero (148,2 mil), La República (139,7 mil) y Expreso (33,8 mil).
Estos datos prueban la importancia de analizar cuáles son las características del contrato de lectura entre el Trome y sus lectores que son la mayoría de peruanos.
En primer lugar se puede señalar que el diario el Trome es un diario amarillo moderado, es decir, uno de los menos escandalosos entre los de prensa popular, junto al diario Ojo, que a los largo de los años cambió y elevó el nivel de sus enunciaciones. El Trome cuenta con dos caracteres propios de la prensa amarilla que en el diario Ojo no son ya tan importantes:
En primer lugar que da especial relevancia a la presencia de mujeres en el medio; prueba de ello es la sección ‘malcriadas’ que ofrece en la contraportada.
La segunda característica el lenguaje agresivo que usa en los titulares y subtítulos, aunque resulta menos escabroso que los otros diarios amarillos.
Por lo tanto el diario el Trome establece estas características de enunciación:
Trome no pone en sus portadas fotos de mujeres semi desnudas, sino en la última página.
Los colores predominantes del diario son el blanco y negro para los textos y fotos interiores y la predominancia del color anaranjado y negro en la portada.
Hay una evidente tendencia a poner debajo de los titulares, largas ‘bajadas’ o textos aclaratorios sobre la noticia del titular principal, lo que evidencia complicidad con el asiduo lector de las portadas en el mismo puesto de periódicos. La bajada extensa resulta entonces algo más que eso, convirtiéndose en un resumen de la noticia para aquellos que sólo prefieren leer en el mismo puesto de periódicos.
No da lugar a las noticias de política, lo que evidencia un claro desinterés de los lectores por ese tema que en todo caso sólo es abordado si se trata de un escándalo, como ocurrió con los famosos ‘Vladivideos’ o la noticia de los ‘petroaudios’.
Los titulares y los textos son escritos en tercera persona y sólo se da un trato directo con el lector con ‘la llamada ganadora’. En este caso el diario El Ojo también lo hace con el sumplemento ‘No te pierdas… el ofertazo’ y ‘casos del corazón’.

Opinión de sus lectores:
Paola Núñez Tenorio (18): Lo prefiero porque siempre tiene lo que busco, soy joven y me encantan los consejos de belleza que dan. Es un diario veraz, entretenido y sus chismes de la farándula son ‘la muerte’.
Elvira Chumpitaz Mendoza (37 años): Me gusta Trome porque es un buen diario, nos informa de todo y además da grandes regalos para el pueblo.
Doris Reynoso Véliz (53): Es un diario que, además de informarnos y entretenernos, nos da la oportunidad de opinar y expresar nuestras quejas. Ah, y nos premia con una lluvia de regalos. Los felicito por su aniversario y que sigan los éxitos.
Gregorio Castro Medina (64): Trome es lo máximo. Las campañas de salud, para mí, son una gran ayuda, aunque me agradaría que fueran más seguidas y los sábados y domingos para que todos podamos atendernos.
Digno Roger Villafane Espinoza (43): Me gusta tal y como está. Yo no le cambiaría nada al ‘diario papá’. Sólo le agregaría un espacio de cultura y reportajes de aventura.
José Oré Villalba (46): Es un diario didáctico y muy entretenido. No es engorroso ni aburrido. Me deja entender e interpretar lo que pasa en el país.
Jorge Vicente Candela (38): Mi parte favorita son las ‘Malcriadas’. Las jovencitas son lindas y ayudan a distraer las penas, por eso me gustaría que saquen un suplemento con las mejores del año. Sería un verdadero golazo.

Conclusiones

El diario el Trome propone tres contenidos bien definidos: Policiales, farándula y deportes. Los tres temas son de interés entre sus lectores (mayoría del NSE C y D a nivel nacional) y pasa por alto las noticias habituales de política y sólo aborda éstas en caso de escándalos.
Asimismo, propone como regla para sus titulares de portada noticias escandalosas y controversiales y en la tapa las fotos posadas de modelos y bailarinas.
También incluye una sección escolar, que pone al alcance de su habitual lector la posibilidad de ayudar a los hijos de éste, a resolver sus tareas escolares, así como una sección para orientar a sus lectores en temas de salud.
Con este análisis se puede señalar que el contrato de lectura entre el diario el Trome y sus lectores es práctico, sencillo y que busca soluciones concretas para sus problemas cotidianos, el diario el Trome ofrece esto a sus lectores, no ya demasiada violencia y sexo como sí lo hacen otros diarios como el Ajá, que se caracteriza por ser el diario más amarillo a nivel nacional, sino noticias trascendentes en la medida en que sean escandalosas y noticias diarias de farándula que entretiene a los lectores.
Hay que rescatar que los lectores van a este diario no sólo en busca de información sino de entretenimiento y de rumores hechos noticias para tener luego de qué hablar, buscan un cómplice mediático que refleje la plática coloquial con el vecino. La mayoría de peruanos sostiene este contrato de lectura por la prisa de vivir, porque quiere soluciones prácticas, concretas y no engorrosas y porque, tal como uno de los lectores señala, sus contenidos no son difíciles de entender.
Como base esa relación entre lectores y el diario el Trome están los regalos y diversos incentivos que ofrece el diario a sus fieles lectores así como su participación en la página web.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario